La imponente ciudad de Granada

El último día del viaje, fuimos a Granada para visitar La Alhambra y sus numerosos tesoros como el patio de los Leones, El Generalife, el Palacio de Carlos Quintos, la Alcazaba, el Palacio Nazaríes etc…
Antes de visitar el alucinante palacio de la Alhambra, tuvimos que andar durante largos minutos hacia el Mirador San Nicolás para comer. Desde el Mirador San Nicolás pudimos admirar el portentoso palacio.

Por la tarde, empezamos la visita de la imponente Alhambra que se compone de la Alcazaba y sus torres como la torre de la Vela desde la cual se divisa el Sacromonte, el Albaicín y la Sierra Nevada, de los palacios Nazaríes donde se halla el famoso patio de los Leones y él de los Arrayanes, de los sosegados jardines del Generalife y por fin, la sobriedad del Palacio de Carlos Quinto.

Ce diaporama nécessite JavaScript.

A las 19h30, teníamos cita en el Tablao para asistir a un espectáculo flamenco. Había un cantador, un guitarrista y dos bailarines de flamenco : un hombre y una mujer bailando cada uno con soberbia cual un duelo pero con gran complicidad, fuerza y energía entre ambos.
Luego, cenamos en un restaurante muy chulo en una pequeña calle: había tapas calientes y frías. Después de la cena, un momento emocionante: los regalitos a los tres profesores y cantamos canciones francesas por las calles de Granada. Algo tristes, llegamos al autobús para emprender el regreso a Francia.

Los alumnos de 1-7